Mucho, pero que mucho se habla de la importancia de la «Escucha», así podemos observar que son muchos los términos y conceptos relacionados alrededor de ésta gran palabra:

Escucha Activa, Escucha Profunda, Escucha Empática, Escucha Amorosa, Escucha Comprensiva, Escucha, Escucha, Escucha….

Sin embargo, ¿Qué nos sucede cuando escuchamos?

Hace unos días tuve la suerte de visitar una exposición llamada «Crueldad» del gran Fotógrafo Chema Madoz, sus fotografías nos ponen en contacto con otros mundos posibles que nos rodean, un Universo de objetos tan familiares como desconocidos, tan próximos como extraños. Cada Fotografía tiene un impacto y detrás del impacto aparece la emoción.

A mí, además de otras, me impactó esta fotografía, pensé; Guau!! Qué manera de plasmar el conflicto interno que supone la «Escucha»

Existen muchos elementos que intervienen en nuestra capacidad para desarrollar una «Escucha» activa, empática, comprensiva»; y es que estamos siempre posicionándonos, analizando, evaluando e interpretando, creyendo y queriendo tener un papel principal, un protagonismo en eso que estamos escuchando. A veces estamos tan inmersos que no nos damos cuenta de que escuchar pasa por dejar a un lado nuestra propia historia personal, nuestras intenciones, nuestras contradicciones, nuestros deseos, nuestros propósitos, nuestros anhelos, nuestras opiniones, nuestros pensares y sentires, nuestro «Ego»… Y eso queridas mías y queridos míos es muy pero que muy doloroso.

A veces no nos duele lo que escuchamos, nos duele lo que sentimos cuando escuchamos lo que escuchamos….

Pues sí, durante esta última semana he podido observarme en cómo me ha afectado escuchar algunas cosas, mantener una atención activa así como una cierta alertancia en cómo me estoy sintiendo cuando escucho según qué cosas. Sobre todo cuando tiene que ver con cuestionar las capacidades de entendimiento de las personas, Uy! ahí me sale mi Rol activista al que tengo que dar espacio y al mismo tiempo calmar… Y Cómo encontrar el Equilibrio?

Volver a ti, encontrarte, apreciando cada una de tus partes… confiando, valorando, acogiendo lo que emerge, dándole espacio, respirando, creyendo que por un momento, por un sólo momento todo es posible.

Así como éstas piedras pueden por un momento encontrar el equilibrio, sabiendo que en cualquier otro momento pueden caer…..

Y a ti ¿Qué te sucede cuando Escuchas?….